26/3/09

Sigo vivo


Les debo una disculpa, pues de repente me desaparecí como chacha. Tal y como les informó el Ente Supremo Bloggístico, sigo vivo, encerrado en una residencia para estudiantes en Japón. Con horas de desayuno, horas de llegada, el dinero contado y mucha tarea. Y cámaras en todos los pasillos. Sobre todo en el del piso de los cuartos de las mujeres. (Aunque no ha habido ningún aviso de que no podamos estar ahí). Y te hablan a tu cuarto si no llegas a clase, y si no contestas te mandan al policía.

En fin, aquí ando, muy feliz pero también muy ocupado. El poco tiempo que tengo libre trato de aprovecharlo para salir a conocer... o al menos echar unas chelas aquí. Probablemente habrán notado también que en mi propio blog hay muy pocas entradas últimamente. Apenas tengo tiempo de contestar uno o dos correos por día.. de subir fotos de la manera más rápida que encontré, y videos a youtube de vez en cuando. Yo normalmente era el que le daba latigazos al Ente Supremo Bloggístico para que actualizara las encuestas de los temas y la imagen de la encuesta pasada y todo eso... Y ya ni he escrito nada padre... y todo eso.

Así que, aunque me encantaría seguir colaborando aquí, la verdad es que no puedo garantizarles que pueda escribir cada semana. Mucho menos cada miércoles (no sé ni qué día es acá, en México menos). Me parece correcta la propuesta del Choko de escribir cuando queramos... pero aún así no sé si podría escribir cada semana. De hecho, ni tiempo he tenido de leer lo que han escrito mis demás compañeros. Ah porque aparte, contrario a lo que podrían todos pensar, mi conexión a internet aquí en el Centro está bastante chafa.

En fin, sin más por el momento, saludos desde sushilandia. Debo echar mi ropa a la lavadora antes de que alguien se la apañe.

4 comentarios:

KuDaKi dijo...

OMFG!

¿Cuál es el chiste de estar en Japón y no tener una conexión a internet supermegachingona?

Anónimo dijo...

HEY QE FUCK¡! POSTEARAN O QE PEDO?

chokö dijo...

cuànta histeria de los fanses

Millhouse dijo...

Orales webones. Ponganse a postiar.