19/10/09

Oficialmente cerrado.

Este blog ha muerto.




10/8/09

Ejercicio meridiano.


En la ciudad de México, aquella que acoge con sus brazos a todo aquél que llegue con una historia nueva. Llueve. Llueve porque las razones por las que no debe de hacerlo, no son suficientes y ante una doble negación, el cielo se cierra, se carga, se pone gris y deja caer ante nosotros los incrédulos, toda el agua que Tláloc seguramente desde hace siglos nos guardó.


En el momento en el que caen las notas, hasta parece que las conozco. Las oí por ahí justo cuando descubrí una canción de Jack Blanco y me dan ganas de que sea viernes, otra vez.


¿Recuerdas esa lluvia lenta queda y tibia que se derrumbó en nosotros en muestra de gratitud? Si, de aquella que se derribó ante la noticia que te rondaba, aquella que te tentaba: Irte a estudiar a otro país.


Y yo, cual campanita del país de las maravillas que tu creaste, me di el lujo de acompañar a la lluvia y llorar un poco. Sólo un poco para que no te dieras cuenta, para que no fuese evidente y pudieras irte tranquilo.


Cuando nos despedimos y la lluvia seguía compañándome, supongo para no dejarme creer que estaba sola, entré a una cantina. Empapada busqué un asiento en la barra y pedí un ron. Un personaje, que se parecía a tu amigo el ruso, me pidió un vodka y comenzamos a charlar un poco.


Me distraía y lo sabía, pero no lograba poner atención a su plática, ni siquiera cuando pretendía contarme sobre una noche de borrachera en la que orinó en la cerca de una anciana decrépita cuando viajó a Estados Unidos y lo deportaron de vuelta a su país... Por una miada.


Salí de ahí intentando juntar las piezas de un viejo rompecabezas y sólo logré sonreír cuando el sol, volvió a salir.






Un pequeño ejercicio, en honor a mis compañeros Bloggers, espero que les guste.

6/7/09

Hablando de círculos de la vida, pero finitos.

Es curioso que Lenna escogiera ese tema ahora.

Y es que justo hoy me encuentro a la mitad del viaje. Me subí al avión un 7 de marzo, hace 4 meses. Me subiré de nuevo por ahi de un 7 de noviembre, dentro de 4 meses.

Hace seis meses, estaba muy emocionado porque iba a dejar todo atrás. Lanzarme a un lugar totalmente desconocido, con gente desconocida, con la certidumbre de que lo único seguro era que tendría un techo bajo el cual dormir, no me iban a dejar morir de hambre, y me pondrían a estudiar algo ingenieroso. Fuera de eso, todo era una gran nube con un signo de interrogación.

No quería venir a encontrar el robot más avanzado. No buscaba la cúspide del conocimiento, ni mucho menos esperaba encontrarme al amor de mi vida. Lo que quería era encontrarme a mí mismo. Conocerme a mí. No como hijo, no como estudiante, no como novio, sino como "yo". Y también dejar atrás todas esas mañas que había adquirido por culpa de las prisas de la ciudad. Eso de andar siempre de prisa, dejar el escritorio todo desordenado, cosas botadas por todo el cuarto, y nunca tener tiempo para pensar "qué quiero hacer mañana?" y reflexionar sobre mí mismo... todo eso quedaría atrás automáticamente al viajar a un lugar nuevo por tanto tiempo.

Eso pensaba yo.

Cuál fue mi sorpresa cuando noté que unos meses después, mi escritorio acá también está desordenado, siempre ando corriendo, y casi no me doy tiempo para reflexionar.

Muchas veces creemos que un viaje largo nos va a dar tiempo para pensar, para arreglar el desorden dentro de la cabeza, para mejorar nuestra vida. Que las cosas se van a arreglar automáticamente.

Y no.

Puedes estar en México, en Japón, en Canadá o en Australia, y las cosas no se van a arreglar solitas. Sí, hay que buscar un espacio y tiempo para reflexionar sobre nosotros mismos... pero no tienes que ir tan lejos.




Después de 4 meses, ya me acostumbré a comer con palitos, a andar en los trenes, a que JICA paga, al katsudon y a los onigiris, al CC Lemon y al Calpis, a que no me tengo que estar cuidando en la noche porque me vayan a asaltar, a que tranquilamente puedo pedirle a cualquier persona que me tome una foto y lo hará sonriendo, a andar en bicicleta por la ciudad, a encontrar máquinas de bebidas en cada esquina, a que las calles están limpias y en cualquier vuelta me encontraré un precioso templo antiguo o al menos un parque bonito.

Pero también extraño mucho un buen pozole, unos tacos al pastor, un buen mariachi, unas aguas locas en casa del Heras, jugar Nintendo con mis primos hasta las 4 de la mañana y pelearnos por quién va a pedir la pizza, una noche de Rock Band en casa del Kwancha, un café con mis amigos de la prepa, o Mario Strikers en mi casa con mis amigos de la carrera. Los sábados en casa de mi abuelita con mis tíos, albureando a las viejitas sin que se den cuenta, y mi casa y mis papás, que están tan felices de que yo esté acá y siempre me han apoyado en todo.

Por un lado, extraño mucho todo eso, y por el otro, ya quiero seguir. Cada vez estoy más convencido de que el siguiente paso implicará que todo eso será menos frecuente. Y también estoy emocionado por dar ese siguiente paso.

Afortunadamente, cada vez son menos los nudos que tengo en la cabeza. Sólo me quedan por resolver asuntos terrenales, pragmáticos, vulgares, pero lo interno ya prácticamente está.




A partir de hoy, cada día he pasado más tiempo viviendo en Tsukuba que en Osaka, que tanto cariño le tengo.

A partir de hoy, cada vez me queda menos tiempo en Japón. Se acaba lo que fue mi objetivo durante un par de años.



Todos los ciclos en la vida se terminan. Hay que estar siempre emocionados por hacer que venga algo mejor; siempre construir para arriba, sin dejar de ver a la gente que quieres, sin dejar de hacer las cosas que quieres. Pero sin extrañar de manera triste; sin rechazar al futuro.

Hablando de círculos de la vida, infinitos.


Aquí te encontré, aunque perdido no estabas.
Aquí te encontré y el giro de mi vida comenzó en un espiral, que de ninguna manera me haría caer en el infortunio que habría conocido en otros huracanes, fugaces al fin,
Pero tu no, tu aquí te plantaste, frente de mi y todo lo cambiaste.

Me obligaste a mirarte y me derretí al hacerlo, al mismo instante en el que me devolvías la vida, como una prestación a mi existencia. Sé que esta vez, Dios me la debía.

Y entonces comencé a entrar así despacito, a todo el ser que eres. El bueno y el malo, el atento y el fúrico, el maduro y el niño que aún tiene deseos de comprar juguetes. Todo tu, lo blanco y lo negro, se combinaba en un gris perfecto. Me enseñaste música y yo te enseñé a respirar.

Nunca pude sospechar siquiera, las cosas que te harían feliz, aquello que posiblemente pudiese aplicar cuando te viera cabizbajo y sin ganas de salir a patear charcos. Entonces me prometí encontrarlo y te llené de detalles cursis, de ganas por comprarte tennis costosos, de cafés de color rosa y de risas en aires rentados de la Roma. Te dije que sí a la pregunta más importante de tu vida, te lavé la cara y te puse una mascarilla buscando que sanaras, desde afuera, para adentro.

Tonta de mi.

No bastaron los regalos costosos ni las cartitas de amor, tampoco los sueños ni las promesas, no fue suficiente nada de eso, para lograr arrancarte una sonrisa sinceramente amplia...

...Hasta ayer.

Y es que ¿Quien lo iba a pensar? Lo único que querías era un día sencillo, calmado, pausado y lleno de tus personas importantes. Sonreías sin parar y tus ojitos pro primera vez vi brillar, que ilusión verte saltar por las esquinas de la casa de tus padres, verte entrar y salir enseñando los dientes a todos los invitados: Tus padres, tu mejor amigo y yo.

¿Quién lo iba a decir? Tan sólo querías que tu y yo estuviésemos ahí sentados, admirando lo que sucedía en el festejo de tu cumpleaños, con la gente que quieres, con la gente que importa y que maravilla ¡Estar ahí incluida!

Ayer me enseñaste una lección muy valiosa: Lo más importante en la vida, contiene lo más sencillo, lo que a veces olvidamos, lo que siempre estará ahí, siendo bueno o malo en nuestro rol: La familia.

La familia. Tu familia que te quiere tanto, tus sobrinos que te abrazan a la menor provocación, tu hermana que te da de vez en cuando esas palmaditas en la espalda sé que orgullosa está de su hermano menor, tu padre que camina como pavo real presumiendo lo que su hijo ha logrado. Tu madre, llena de lágrimas en los ojos al decirte que no pudo tener un mejor hijo que tu. Tus primos que te ven como ejemplo y desearían seguir tus pasos, así'nomas para llegar a ser como tu. Tu tía que te defiende a capa y espada, incluso de mi, pero que recuerda a cada momento cuando te cargaba en sus brazos y tu buscabas su protección. Tu familia que te ama, te adora, te quiere.

La familia, la que tu escoges, la que tienes en cada amigo que entregas todo tu ser. Tu mejor amigo, el que ha sabido devolverte el empeño a la amistad que han sembrado desde hace 10 años, los veo y podría jurar que auténticamente son hermanos. Tu lo elegiste tanto como él te eligió a ti.

La familia, la que planeamos formar. Tu y yo, como vértice de todo el universo, de todo lo que continuará después de la explosión que provocó el habernos conocido justo aquí.

Feliz cumpleaños, vida mía.
Tu que ya eres toda mi vida y yo que planeo ser la tuya.

10/6/09

Pre-nostalgia, anti-nostalgia y no-nostalgia




Todos los sistemas físicos (es decir, las cosas que existen en este mundo) son sistemas causales. Eso significa que no puede haber una respuesta antes de que llegue el estímulo. Según la ingeniería de control, es imposible construir un sistema físico cuyo estado dependa no sólo de los estados anteriores y los estímulos externos, sino también de los estados o estímulos futuros.

O sea que no se puede tener nostalgia de algo que aún no pasa.

Sin embargo, es matemáticamente posible modelar un sistema no-causal, el cual reacciona a los estímulos futuros.


Un día en febrero de este año, mientras descansaba un poco contemplando en silencio un techo rentado, de repente me imaginé ya subido en el avión, rumbo a tierras lejanas. Tenía muchísimas ganas de ya no estar allí, sino acá, ya con nuevas emociones, conociendo lugares y personas nuevas... Fue un sentimiento muy extraño. No era exactamente emoción, puesto que ésta normalmente conlleva felicidad, o al menos una sonrisa; lo que sentí en ese momento era más como la falta de eso, como un vacío, como nostalgia...




La nostalgia, como bien dice Lenna, implica querer regresar a un lugar, o al pasado. Y precisamente en febrero mis circunstancias eran muy particulares. Ahora estoy en otro lugar, en otro tiempo, con otras personas, con otra ropa...

A veces uno tiene episodios en el pasado que quiere olvidar o negar que ocurrieron.

En este caso no es así.

Pero a veces en mi vida han habido episodios tan cercanos que parecen contemporáneos; tan contemporáneos que parecen revolverse... y no, no quiero eso. No me arrepiento de nada de lo que pasó; si cometí errores, los hice de manera consciente. No quiero olvidarme de eso. Pero sí a veces me gustaría que fuera un poco más lejano, que ya hubiera pasado más tiempo. Así que --aprovechando que la RAE me permite cantinflear--, no es que quiera regresar, ni que no quiera regresar, sino que ojalá hubiera sido hace más y no hace menos, oséase de que el tiempo al que no quiero ni regresar ni no regresar se moviera tantito más p'allá, que estuviera más en el pasado, no porque no lo esté, sino que a veces el calendario dice cosas que de plano pues uno no siente y pues como que sí se saca de onda uno, ¿no? Hasta siente uno que le van a reclamar porque, óigame, primero está usté en una cosa, y luego en la otra, y resulta que un día de estos le va a dar nostalgia o lo va a negar, pero no, es como lo contrario, oséase de que ya encierren al perro en el baño, pa' que no ande molestando a las visitas...




Marzo y abril fueron maravillosos. O, ¿cómo describirían ustedes pasar dos meses de vacaciones pagadas en un país exóticamente hermoso (y hermosamente exótico), rodeado de gente con quien, así, sin mucho problema, sin mucho trámite, rápido hicieron amistad, con la única responsabilidad de dejar que te ayuden a entender el idioma local? Y sí, tomé cientos de fotos y docenas de horas de video. Esos recuerdos digitales están ahí perfectamente categorizados, ordenados, clasificados, para que no se pierda nada, para que no se olvide nada, para tener presente todo... y están un poquito tristes, esperando un cierre, un resumen, un video que tengo pendiente armar cuando tenga tiempo... recuerdos digitales nostálgicos de que cada vez se va pasando más el tiempo, y ya estamos en junio, y si me descuido va a llegar noviembre, y yo no les he dado el cierre debido.

Esos son los recuerdos digitales. En el mundo real, ya cerré ese capítulo. Lo recuerdo con muchísimo cariño, pero mis circunstancias actuales, diferentes, no tienen por qué ser menos buenas. Y las futuras, todavía mejor.

Así que no, no quiero regresar. Quiero seguir adelante.

¿A ustedes les ha pasado algo así? ¿O debería conseguir un psiquiatra?

;)

La interpretación del presente escrito queda bajo responsabilidad del lector.

Se llamaba Nostalgia.



Sin que nadie lo note, sin que nadie alcance a mirarla, hay días en que a ella le gusta subir a la azotea y mirar a la gente mientras se fuma un cigarro. Desde ahí observa callada como se mueven, fascinada por la cámara lenta de sus predecibles acciones. Y entonces entrecierra los ojos para ver si ésta vez nota a alguien distinto, sólo para darse cuenta que al final todos miran igual, que sus secretos siguen siendo los mismos, que siempre acaban rompiéndose en la misma banqueta. Resignada, suspira profundo y detiene la vista en el pavimento que brilla y juega con la lluvia de ésta tarde. Entonces, tristemente, sonríe. Y es que por alguna razón, ella sabe que desde hace mucho le pertenece al verano, a las gotas que suavemente acarician sus alas grises, cansadas. Su paraíso personal se ha reducido a una azotea húmeda desde donde se alcanza a percibir un olor a café y a limpiador de pisos al que a ella le gusta llamar como mezcla de la casa.

Está sola y mira a la vida sin miedo. Ya ha pasado por esto antes, eternidad de minutos cortos, pasivos. Tira la ceniza del cigarro a la calle para que las personas que caminan debajo crean que son sueños, ideas nuevas mandadas del cielo. Sonríe de nuevo, complacida entre sus años rotos, entre los brillos que se le escapan de los ojos, esos ojos donde se pueden leer miles de océanos viejos que contrastan casi brutalmente con su cara casi de niña. Pero ella sigue ahí; quieta, tranquila, sentada en el borde de su azotea donde divaga un poco y piensa que por alguna razón ella siempre ha preferido el mar al cielo: las nubes de espuma esconden más espejismos. Es así como sobrevive entre luces continuas de ciudades veloces. Y a pesar de las cicatrices de plumas blancas que le condenan la espalda con fecha de siempre, sabe que aunque no muera nunca, ella es mortal desde aquel verano bisiesto que dejó un recuerdo por cada grano de arena de mar...
Y una vez más, sola, se quedará ahí sentada en la esquina de su azotea esperando una sílaba que le arranque la ropa, deseando el beso que le desate los nudos que le amarran las manos. Dará otra fumada a su cigarro gastado de vidas y esperará por él, por aquel que fue único y que brillaba distinto, con aquel que fue capaz de dejarle inservibles las alas desde que se fue... porque él; su él, sin saberlo, encerró el único secreto que valía la pena entre sus labios, y detuvo el tiempo justo a la mitad de la inclinación asimétrica de su sonrisa.



* Ésta no fue tanto una réplica, sólo otra visión de la nostalgia. Gracias Lenna por seguir reviviendo este blog!

La Nostalgia.


Uno, a veces se atreve a mirar el baúl de los recuerdos, porque todos tenemos uno; sólo para encontrarse con sus propios demonios, enfrentarlos y salir airoso de la situación, pero también muchos, como yo, lo hacemos para revivir. Claro, bajo la pauta de "recordar" es vivir, aunque realmente no se viva, sólo se recuerde.


Pero la mente es tan poderosa, que a veces es complicado detenerla. Recuerda escenas completas, olores, sabores, hasta lo que sentiste en ese preciso momento, lo que viste, las veces en que tu corazón latió, cuantas veces te mojaste los labios...


Pero la palabra nostalgia (del griego νόστος "regreso" y ἄλγος "dolor") describe un anhelo del pasado, a menudo idealizado y poco realista.


Sin embargo, aunque no quiero sonar como diccionario, para muchos la nostalgia es el sufrimiento de pensar en algo que se ha tenido y que ahora ya no se tiene.


En anteriores años, la nostalgia era catalogada como una enfermedad cuyos síntomas eran: opresión en el pecho y/o garganta, el dolor en la boca del estómago, con tintes que pudiesen llevar a la desesperación.


Pero es un hecho irrefutable que la nostalgia no es definible científicamente. La lengua española es tan basta que nos permite usar diversas palabras para tratar de describirla:


Nostalgia es la sublimación en la indeterminación de un anhelo del alma desbordado en la materia, “como un amar sin ser amado y como un dolor que sentimos en miembros que no tenemos”; por el cual se transparenta un “echar de menos lo que no somos”, y la aceptación de que nos encontramos “incompletos y mancos”.


La nostalgia es la obsesión aflictiva de estar en otra “parte” (dimensión), de superar la temporalidad y la finitud hacia la eternidad y la infinitud, de volver a la Itaca de los orígenes (tal como los aluviones de su etimología griega – nosteo y algeo, “volver a la patria” y “sentir dolor” - lo indican).


Pero ¿Quién soy yo para hacer réplica del Diccionario de la Real Academia al contradecirla y asentir que la nostalgia no trae el dolor más bien la remembranza de un dulce recuerdo?


No soy nadie...


Sólo soy alguien que, con un poco de tiempo libre, entró de nuevo a este Blog a encontrar lo que antes escribió, lo que antes escribieron otros para toparse así de frente con lo que sintió, al encontrar (sin que se tuviese alguna advertencia de ello) aquí mismo, con quien desde ahora está dispuesta a vivir toda su vida...


...Así, por pura nostalgia...





Y Andrea ¿Qué esperas para remodelar esto?

13/5/09

El amante perfecto.


Y es que algunas veces (no todas) le da por sentirse la sexy y vagar por las calles. Ya saben, se pone uno de esos pantalones pegaditos con blusas escotadas, brillo en los labios, máscara hasta en las pestañas. Y sale meneándose, dispuesta a contar las miradas libidinosas que se tope por la calle. Maneja con sus lentes de sol, mordiéndose los labios de vez en cuando, y lo justifica con un "tic" nervioso. Como si los que la conocemos nos tragáramos esa farza.


Pero le sirve. Le funciona para nuevas víctimas que se creen que han logrado una cita con la mujer más sensual del mundo. La función del teatro que hace le dura a veces hasta dos meses, después, como el maquillaje, se cae.


Y es entonces cuando entro yo, su fiel amigo. El que siempre está ahí para recogerla en pedazos del suelo, cuando se estrella, cuando deja de funcionar, cuando sorfea por las fauces profundas de la desilusión. Me temo que a veces por eso se da el lujo de caer: Porque sabe bien que yo existo.


Y existiré.


Porque lo hago solo porque la amo, porque no puedo evitarlo, porque la conozco y entre más lo hago, más la adoro. Porque no podré dejarla nunca, porque sobre todas las cosas que miro ella es la que más brilla, por razones desconocidas si quieren, pero ella... Ella es auténtica, por lo menos no tiene que fingir a nadie, mucho menos a mi, que la conozco tanto.


Y entonces cuando se cansa y está acostada en su cama me llama, y aparezco, de la nada, para sobarle la espalda. Soy el único hombre que ha entrado a su baño a tallarle la espalda. Soy su hombre, siempre me lo repite.


Me ama por eso y no me importa que salga con los patanes con los que se revuelca en la misma cama donde yo siempre duermo, calladito, hasta que él se va y entonces si aparezco y la abrazo y me abraza...


Mi casa? Que importa, aunque viva en su mente soy real, para ella lo soy... Y entonces hablaremos toda la noche, contándonos historias liadas en una realidad que ella y yo conocemos... Porque soy real, aunque parezca que ella habla siempre sola.

18/4/09

Estrategia.



Y entonces grité.

Exageré un poco, la verdad; o tal vez un bastante. Si te soy sincera lo hice para que me oyera tu roomie. No sé si te creíste el cuento de la niña buena, me convino al principio que no sabías ni qué pedo conmigo. No sé, tampoco, si te diste cuenta que desde la primera vez que te vi aquel martes ya te quería coger. Así nomás, sin amor y sin discursos y sin mentiras y sin nada, ¿ajá?, pero pues no me podía ver tan zorra, no enfrente de todo mundo. Y entonces me esperé unos días con mi cara de mustia y el viernes tempranito no sé por qué pero decidí que ese iba a ser tu día de suerte: me unté mil cremas, de las mejorcitas que tengo, me bañé en perfume, escojí la lencería negra de encaje nuevecita que me acababa de traer de New York y me enfundé en un top verde con buen escote y una faldita súper coqueta. ¿Ya me entiendes? lo tenía todo más que planeado. Ese viernes me iba yo a quitar el luto que llevaba sufriendo desde hace un par de meses por un pendejo al que se me ocurrió querer en un momento en el que, seguramente, no estaba yo pensando bien. Y tú habías sido el elegido pa semejante honor.

No te hagas, que yo te vi las ganas que me traías desde que pusiste tus ojitos en mi. Te diste cuenta de lo maravillosa que soy sin que yo te lo tuviera que decir, y te encargaste de demostrármelo ese viernes en el bar donde quedamos de vernos: no habían pasado ni diez minutos cuando a ti ya se te habían olvidado la novia que habías dejado quién sabe dónde y los modales de niño bien que te habían enseñado en escuela de paga desde hace quién sabe cuánto. Y a mi, entre tus manos y la quinta chela, se me empezaban a olvidar un poquito también, pero tenía que hacerme mensa, ¿me entiendes?, no fueras a pensar que era yo una putita.
El caso es que unas horas después ya estábamos en tu cama. Nos arrancamos la ropa sin casi darnos cuenta, ¿te acuerdas? aunque yo creo que no te acuerdas de lo borracho que estabas. Y yo saqué mis mejores truquitos. Nunca se me va olvidar la cara que pusiste cuando me viste en calzones, no te lo podías creer. Y yo en las nubes, ¿ajá?, así sin pensar en nada. Te volvían loco mis gemidos, mis besos, mi piel. Y no descansaste hasta que yo quedé satisfecha, que fue cuando grité. Pero yo creo, ahora que lo pienso, que con el gritito no sólo desperté a tu roomie sino que también saqué al Diablo del Infierno, porque así como en automático lo primero que se me ocurrió fue pararme de la cama y empezar a chillar. Qué sustote te saqué, ¿verdad?, has de haber pensado que estaba yo loca, y con toda la razón. Pero si te digo la verdad estaba yo más cuerda que nunca, acordándome que en el bar me habías dicho que nunca se te había olvidado el nombre de ninguna de tus ex novias que te habían llorado en el justo momento en el que las habías mandado a chingar a su madre. Y entonces yo pensaba: Si ahorita le chillo a éste, a huevo que nunca se le va a olvidar mi nombre. Y mientras tú bien preocupado tratando de ver qué pedo con la loca que se había puesto a chillar como Magdalena justo después de una cogida increíble, y por más que me hacías carita de interrogación yo ni te pelaba. Aunque tampoco el teatrito era tan de mentiras, la verdad es que sí lloré un poquito porque como que en ese momento estaba dejando ir a todos mis fantasmas, a todos los demonios que me habían estado atormentando y que tú en alguno de tus malabares habías puesto a dormir. De cualquier forma lo importante era estar ahí, desnuda, chillando enfrente de ti así como diciéndote ven, te necesito, mira qué vulnerable y frágil soy, necesito que me abraces porque a mi me está llevando el diablo, ¿me entiendes?... y funcionó. Ahí te tenía yo tal como te quería, diciéndome quedito lo bonita que estaba mientras me limpiabas tremendos lagrimones hasta que nos quedamos dormidos. Vas a negarlo, pero a media noche yo sentí como me buscabas la mano para entrelazar tus dedos. Y yo, medio dormida, sonreí. Me había salido con la mia.

Al otro día hasta me ayudaste a vestirme en la mañana, y yo haciéndome pendeja, te dejé hacer lo tuyo. Era como si quisieras remediar algo que habías hecho mal, como si hubieras tenido tú la culpa de toda la chilladera. Me llevaste hasta mi casa. Me gustó que me abrieras la puerta del coche y que trataras de portarte como el caballerito que yo sé que no eres. Estoy segurísima que ahorita les estás contando tu aventura de anoche a tu bola de amiguetes así bien orgulloso. No te culpo, i'm quite a catch.

Yo esperaré con paciencia. Vas a llamar, estoy segura. De algo me tuvo que servir todo el pinche teatrito, ¿ajá?... Te apuesto lo que quieras a que ya no se te olvida mi nombre nunca.

Aparte, ¿te confieso un secreto?: el tuyo se me clavó tan profundo como anoche mis uñas se enterraron en tu piel.



* Este es el otro lado de la historia de Lenna posteada aquí abajito. No pude resistirme, estaba demasiado buena.

17/4/09

Por cortesía.



Y ella gritó.

Porque pues es lo que siempre hacen las pinches viejas cuando uno se las deja caer así no'mas sin inventarse cuentos sacados de las novelitas esas que no se compran en los puestos de periódicos y es que la verdad yo ya me la quería coger. Aunque debo decirles que su piel suave me engatuzó como si me perdiera verdaderamente en esos gemiditos de niña buena ¿Quién podría creerle? Después de que vi su ropa interior negra llena de enaje, así bien rica.


Le pregunté si estaba bien, nada más por pura payasada, porque la verdad es que ni me importaba, y entonces terminamos lo que ella había comenzado, la muy zorra, sabía que no me dejaría en paz hasta que se la diera completita ¡Pues ahí la tienes maldita!


Y entonces se paró de la cama y comenzó a llorar.

Así bien tétrico. Parecía de esas locas que se te acercan en el coche no'mas pa' pedirte un peso, pa' un taco.

Le pregunté que porque lloraba y no'mas me meneaba la cabeza y se abrazaba el pecho, tocándose los hombros. ¡No mames güey! Pensé que me había salido de esas locas que no saben ni que pedo, al verla ahí no'mas asustada y chillando después de coger. ¿Quién hace eso? Sólo las locas.


Pero también por cortesía, me acerqué y toqué su hombro discretamente, su mirada seguía perdida y entonces traté de ponermele enfrente, así no'mas pa' que me viera y entonces se acordara de los manjares que pasamos en la cama. Pero no. No sirvió güey, la vieja estaba como ausente y perdida, chale me cae que bien raro.


Entonces la abracé, ¿Pues que otra cosa se hace en esos pinches casos? y entonces dejó de chillar. Le acaricié el pelo y le zuzurré así en el oído: Estas bien bonita, deja de llorar o se te van a hacer arruguitas en tu carita. Y ps sólo asi conseguí que se calmara, si no lo hubiera hecho ¿Te imaginas? No pues me hubiera olvidado de todo polvo posible después, y la verdad es que está re buena, luego te la presento, pero no te pases de pendejo eh?




Y luego que pasó güey?




Pues nada, le ayudé a vestirse, me cae que eso les encanta a las viejas, que las trates como retrazadas mentales: A ver mi amor, te ayudo con eso, pon la pierna aqui mi amor, te voy a poner la zapatilla... Puras de esas mamadas, si las sabes controlar, me cae que te chingas a la que quieras.



Ya que estaba toda vestidita, se miró al espejo y se puso guapa, se volvió a maquillar y todo re bien. Salimos de mi casa y le abrí la pinche puerta del carro, para que viera con que caballero se topó la pendejita.
Y ya cabrón, la tuve que llevar hasta su pinche casa, vive bien lejos, pero pues ya estuvo más tranquila, de vez en cuando volteaba y le daba un beso por ahi regado, le decía lo bonita que se veía, lo mucho que me gustaba estar con ella, ya sabes esas cursilerías.
Se bajó del coche, me dió un beso y ya. Valió la pena la cena que pagué güey.

Y que pedo ¿Volverás a verla?


Pues igual, la verdad es que no'mas le hablaría por caballerosidad, para que no piense que soy como todos, ya sabes, igual y me las vuelve a abrir.


Y pues bueno ya si las cosas siguen chidas, igual y me atrevo a decirle que la amo.


15/4/09

algunas realidades sobre el rock

- El rockero tiene que aprender a cargas su pinches instrumentos, ademàs de ser un muy buen ejercicio para tonificar brazos y verte màs sensoal, forja caracter (eso dicen). A mi, la verdad es que me choca cargar con mi pinche tarola, mis platillos y aparte mi pedal en la mochila torturandome la espalda. Ademàs es altamente recomendable que tu banda tenga auto propio, es castrante ir en el metro cargando tanta cosa y que se nos queden viendo como hienas babeantes a unos pedazos de carroña. Ya sè que no todos los chilangos son tranzas y rateros, pero en esos rumbos en los que andubimos neta que mello.

- En un pais como Méjico es dificilìsimo, o casi imposible vivir del rock. Así que deja de hacerte pendejo tratando de pegar, seguramente no lo conseguiràs. Mientras menos te preocupes por sonar como algo que ya està pegando y te ocupes màs en tener un buen sonido propio son màs las posibilidades de que Tito venga y produzca tu banda (sorry es que soy un hijo orgulloso).

- Es muy padre tener un refri lleno de cheves y Vitamin water pero la realidad es que a veces en los bares ni te dejan pasar con un agua mineral que ocupas para hidratarte y no morirte porque tienes niveles de potasio muy bajos y si sudas mucho puedes quedar paralìtico. Que viejito estoy para estos trotes.

- Sì rockea: que alguna nena linda te abrace cuando bajas del escenario y disfrute el tufo y la humedad de tu sudorcito saladito y calientito. No rockea: no tener donde bañarte durante tres dìas. No reckea aùn màs: no bañarte durante tres dìas porque agarraste una pedota hard core y tienes que regresarte en un carrito donde van todos apretados y al menor movimiento de los cuerpos se escapan ciertos gases nauseabundos.

-La música es de lo mejor que te puede ocurrir en la vida siempre y cuando no te la tomes tan en serio. Ya sè que puede convertirse ent u chamba pero cuando deja de ser divertido pierde todo sentido y puede ser peor que trabajar en una oficina.

-Es cierto que tocar un isntrumento en un escenario te da cierto sex apeal, por màs feo que seas. Pero por fa abstenganse: Chavitas emo, rockeras de fin de semana, pubertas de pelo grasoso, y las darks gordas y prietas.

- Trata de conseguir hospedaje antes de realizar el trip. Es buen momento de llamarle a la amiga judìa que caga dinero y que està dispuesta a ofrecerte su casa de Lomas del Bosque (o algo asì). A pesar de que celebran una festividad judìa en la que sòlo pueden comer pan Matza (como galletas saladas pero sin sal ni levadura), acompàñelas de guacamole. Pero como le dijeron a uno de nuestros roadies "no abuses de la hospitalidad de tu aiga y no olvides tus principios".

- Nosotros no somos grandes mùsicos, y cuando empezamos cada gig Walter (el vocalista) dice "buenas noches, nosotros somos los Poliesters y tocamos de la verga", entonces tocamos bien bonito y nos aman... generalmente... bueno algunas veces... ok muy de vez en cuando.

- Una vez nos preguntaron en una entrevista què pasarìa si alguna disquera nos firmara, que si dejarìaos de ser una banda independiente y serìamos unos vendidos. La verdad es que no cambiarìa mucho, seguirìamos siendo los mismos simios de siempre pero con harto dinero.

- Es super sensoal una nena que canta durìsimo, desgarrando su garganta y su alma, que casi chilla en cada canciòn y se arrastra por el suelo mientras hace cosas raras con su guitarra. Por favor abstènganse: Chavitas emo, rockeras de fin de semana, pubertas de pelo grasoso, y las darks gordas y prietas.

- Si llegamos a tener suficiente dinero lo gastaremos recutando hermosas modelos brazileñas y checas para que sean nuestras roadies y staff. Imagìnen que sexy serìa llegar con una flotilla de nenas cargando nuestros instrumentos y armando mi baterìa.

- Sí rockea: los gigs en lugares pequeños y calientes el sudor es el mejor amigo del rockero en el escenario, sòlo en el escenario.

- No rockea: que en un antro fresa te corten el set a la tercera canciòn para poner reguetòn.

Que bonitos son los trips difìciles. Si llego a ser famoso escribirè un manual del perfecto rockero, y si no soy famoso... tambièn.

14/4/09

Mi mundo de la publicidad



Si en mi H. Agencia de publicidad me permitieran escribir los lines para comerciales desde mi perspectiva del mundo, creo que el mundo de los Kotex sería menos rosa y más real.

Abre cámara con un par de niñas del Sagrado Corazón que disfrutan de su pubertad RBD. Una de ellas, la que sabemos que quedará embarazada en el primer semestre de la carrera, llega emocionada a contarle a su best friend un hecho en que "despierta la mujer que en ella dormía y poco a poco muere la niña" según las sabías palabras de Thalía...

-¡¡¡Ya me pasó!!!

--¿Pasarte qué?

-Eso que les pasa a todas las mujeres...

-- ¿Te volviste una arpía insoportable y egoista que cree que porque le sale sangre de entre las piernas cada mes, te tenemos que aguantar tus putos arranques irracionales de esquizofrenia?

-... Bua!!! Bua!!!!

--Ash! no te digo.

Entra Product Shot y cierre institucional.

Acá también duele


Después de cinco semanas,
  • ya me dolió la espalda por no dormir bien.
  • Ya me dolió el dedo del pie porque me apretaba el zapato.
  • Ya me dolieron los cachetes por reír mucho.
  • Ya me dolieron las orejas por el frío de Niigata.
  • Ya me dolieron los pies por caminar demasiado.
  • Ya me dolió la rodilla por jugar basket ball.
  • Ya me dolió el brazo por dejar que lo usaran de almohada.
  • Ya me dolió el orgullo con tareas que no entiendo y kanjis que no me aprendo.
  • Ya me dolió el cuello por dormir chueco.
  • Ya me dolió el trasero por el asiento de la bici.
  • Ya me dolió el codo porque estaba muy caro.
  • Ya me dolieron las piernas por hacer ejercicio.
  • Ya me dolió la nuca por estar mucho en el sol.
  • Ya me dolió la garganta por echarme agua fría en la nuca.
Aún falta:
  • que me duela el estómago por reir todavía más.
  • Que me duelan las manos y los ojos por jugar maquinitas.
  • Que me duela todo el cuerpo por hacer ejercicio bien.
  • Que me duela el estómago por comer platillos todavía más exóticos.
  • Que me duela la cartera por gastarme todo lo que traigo.
  • Que me duela la cabeza de tanto cantar.
  • Que me duela la cabeza por tomar demasiado sake.
  • Que me duelan los pies por usar chanclas de madera.
  • Que me duela el dedo por machucarme trabajando con un robot.
  • Que me duela toda la piel por asolearme en Okinawa.
  • Que me duela separarme de mis nuevos amigos para ir a Tsukuba.

10/4/09

dork and roll

Supongo que seguimos en esta onda de anarquìa. Yo sòlo quiero aprovechar para invitarles queridos blogstars y queridos lectores fieles y detractores. Mañana (sabado 11) toca mi banda (poliesters) en el Dovermann de Aragón. Caigan, habra todo un show mágico musical.

Los quiero mil, ya saben





6/4/09

Falling away from me


...

Ella despertó con ganas de suicidarse. Eso o matar el dolor, lo que sucediera primero.

Se levanto contra sus ganas y en contra de lo que siempre hacía... Contrario a lo que todo el mundo deseaba ver de ella, inmensamente distinto a lo que se podría esperar.


Es Lunes y las cosas parecen estar más lejanas de la realidad, descalza, toma las llaves de su auto y se decide a estrellarlo en contra de algo (o de alguien) que valiera la pena


Despertó de pronto y ella ya no estaba en la cama, se encontraba manejando rumbo a un destino desconocido. Quiso regresar pero sus decisiones hasta entonces tomadas, no se lo permitieron. Condujo hasta la carretera a Puebla, el asfalto caliente y humeante parecía demostrarle que estaba a punto de entrar por la puerta, al infierno.


Se aferraba a su idea, a lo que siempre quiso: Huir.


Finalmente no pudo controlar el automóvil y en una curva, salió disparada contra el vértigo de un promontorio y se lanzó al vacío, todo había terminado y ella vio pasar su vida en tan sólo 5 segundos...



1. Ella estaba intentando abrir un regalo de cumpleaños. Lo hacía cautelosa, pretendía guardar el papel que fue utilizado para la envoltura por ser tornasol con estrellas. Su madre le arrebató el presente botando toda esa ilusión a la basura, junto con la envoltura, a lo lejos escuchó: Eres una tonta, nunca haces las cosas ¡Rápido! ¡RÁPIDO!



2. En la escuela, ella estaba sentada, junto a la ventana, viendo el cielo y las nubes pasar de forma muy lenta debido al poco viento que pasaba por el campo. Reposando su rostro en su mano izquierda, el maestro la tumbó en un movimiento rápido antes de que pudiera reaccionar, entonces ya con la mandíbula lastimada escuchó un: ¡Rápido señorita, tiene que terminar su examen!



3. En el trabajo su jefe, mientras le miraba las piernas, emergidas de esa mini falda que le hacía portar, le gritaba algo así como: ¡Rápido mamacita, que los clientes se nos van!


4. En su casa, su esposo, tirado en la cama, con la pijama de los simpsons puesta y una cerveza en la mano izquierda, acostándose sobre su costado derecho diciéndole: Hay Eva, desvistete ¡Rápido!


5. El policía: ¡Saque su licencia rápido señorita!¿No que lleva mucha prisa? Sus amigas: Rápido amiga, cuéntanos. Su madre: Nunca aprendiste a hacer las cosas rápido ¿Porque eres tan lenta?...

Entonces ella, pensó que morir rápido terminaría con todo ese estrés de la vida y entonces lo último que gritó fue algo así como:




¿¡Rápido?! Miren como muero rápido....


...Lo que no pasó tan rápido fue el hallazgo de su cuerpo, el cual se mantuvo sepultado junto con su automóvil y tuvieron que pasar dos años para que fuera encontrado, aunque el estado en el que se halló el cuerpo impidió alguien pudiera reconocerle, reportó para ustedes Ángela Vallejo, para Fórmula Noticiosa, buenas tardes....


Eso me pasa por encender la radio en la estación equivocada, cuando sólo quería escuchar una canción:





1/4/09

Me da miedo quererte tanto. Me da miedo quererte así. De un día para otro, tan pronto, y tan tarde, por fin.

Me das miedo cuando completas mis frases. Cuando hoy confiesas que ayer pensaste lo mismo que ayer yo decidí no confesar.

Me asusta oir tus palabras de amor. Me espanta el deja vu de cumplidos arremolinados que repiten lo que alguien decía la última vez. Me aterra darme cuenta de que ahora sí respondo con sentido, me avergüenza dudar si antes de hoy fui veraz.

No aguanto el miedo de estas ganas de seguir enamorándome sin saber qué pasará después.

Me intimida la noche que es siempre nuestro escenario. Me atemoriza dudar si me ves a mí cuando no vemos nada, y me desespero de estas ganas de yo verte a tí para asegurarme de que eres tú. ¿Por qué?

Me da miedo la forma en que conoces todos mis defectos y aún así me quieres. Y dudo y me apeno y niego y me pierdo.

Pero sobre todo me paralizo al no encontrar la llave de este corazón tan mallugado que te quiero entregar pero hoy encuentro encerrado y no encuentro cómo sacarlo. Y no entiendo por qué.

26/3/09

Sigo vivo


Les debo una disculpa, pues de repente me desaparecí como chacha. Tal y como les informó el Ente Supremo Bloggístico, sigo vivo, encerrado en una residencia para estudiantes en Japón. Con horas de desayuno, horas de llegada, el dinero contado y mucha tarea. Y cámaras en todos los pasillos. Sobre todo en el del piso de los cuartos de las mujeres. (Aunque no ha habido ningún aviso de que no podamos estar ahí). Y te hablan a tu cuarto si no llegas a clase, y si no contestas te mandan al policía.

En fin, aquí ando, muy feliz pero también muy ocupado. El poco tiempo que tengo libre trato de aprovecharlo para salir a conocer... o al menos echar unas chelas aquí. Probablemente habrán notado también que en mi propio blog hay muy pocas entradas últimamente. Apenas tengo tiempo de contestar uno o dos correos por día.. de subir fotos de la manera más rápida que encontré, y videos a youtube de vez en cuando. Yo normalmente era el que le daba latigazos al Ente Supremo Bloggístico para que actualizara las encuestas de los temas y la imagen de la encuesta pasada y todo eso... Y ya ni he escrito nada padre... y todo eso.

Así que, aunque me encantaría seguir colaborando aquí, la verdad es que no puedo garantizarles que pueda escribir cada semana. Mucho menos cada miércoles (no sé ni qué día es acá, en México menos). Me parece correcta la propuesta del Choko de escribir cuando queramos... pero aún así no sé si podría escribir cada semana. De hecho, ni tiempo he tenido de leer lo que han escrito mis demás compañeros. Ah porque aparte, contrario a lo que podrían todos pensar, mi conexión a internet aquí en el Centro está bastante chafa.

En fin, sin más por el momento, saludos desde sushilandia. Debo echar mi ropa a la lavadora antes de que alguien se la apañe.

24/3/09

Unas cuantas verdades




Finjan que nunca lo escribí, pero lo que leerán lo quiero fuera de mi sistema ¡AHORA!



1. Le pregunté a mi novio ¿Te gusta como escribo? Y me contestó: No.



2. Odio al Dr. House, todos quieren ser igual que él pero no tienen las suficientes agallas como para portarse así y creen que contestar de forma irónica los acerca a ser un poco como ellos... Eso y porque a veces ni entiendo que tanto hace, los diagnósticos son cada vez más raros.



3. Estoy a punto de borrar la música de la computadora de la oficina, me cansé de escucharla, así no'mas, me aburrió, ¿Raro? Tal vez tenga que ver con lo de este post.



4. Trabajo bien bajo presión, no puedo evitarlo, me siento importante, me siento útil y pongo a prueba mis conocimientos.



5. Me quedé dormida ayer leyendo, soñé que era un gato que vagaba por mi propia vida, me miré frente al espejo dudosa de todo, temerosa y quise abrazarme... Comencé a ronronear y a pasear por mis propios pies, logré arrancarme una sonrisa.



6. A veces me predispongo a la actitud de las personas, vivo como temerosa de las reacciones, quizá sea el miedo al rechazo... Aunque siempre digo que la demás gente no me importa, mi círculo si...



7. Me gusta Querétaro, la ciudad es tan limpia y tan colonial, no me importa que me sigan haciendo burla, la ciudad es preciosa.



8. Sí, soy impulsiva. Quizá por eso sólo pueda escribir buenas historias si lo hago en un sólo momento, si me cortan la inspiración, ya valió madres, supongo que es porque creo firmemente que si no terminas algo o lo dejas a la mitad, no es por otra cosa si no porque te da una hueva increíble (aplíquese a los autores de este blog)




9. Escribir? Para mi es una obsesión, algo así como una adicción. No sé si sea buena o mala, yo sólo lo hago porque no puedo dejar de hacerlo, porque me gusta y ya, sin mayor explicación.




10. Mañana termina la votación del destino de este Blog, y se la pelan todos porque si nadie quería decidir sobre el destino de este espacio, yo tomé cartas en el asunto y se tendrán que apegar a los resultados.




23/3/09

born to be dork


Ya sè, no me toca este dìa. Pero creo que eso le falta al blog, algo de anarquìa. Ya sè que puedo escribir cuando quiera y nomàscambiarle la fecha para que salga el dìa que "me toca" (aunque nadie me toque justo ahora). Es que tampoco me latìa mucho asì, seguro soy muy neurótico. Pero cuando escribo algo en el blog quiero verlo publicado justo el dìa y en el momento que lo escribo. Si no siento como... no sè, como si te hiciera cosquillas y las sintieras hasta mañana. Sì, creo que soy muy neuròtico.


Y no sè porque los sabados tengo taaan poca inspiraciòn, por eso he decidido ser muy rebelious y publicar sin importar el dìa. pero sì prometo tratar (tratar) de apegarme a los temas votados. Muajajaja.


Ademàs estos dìas pasados han sido un ir y venir de emociones. Estoy muy emocionado por grabar las nuevas canciones con la banda y que seguro a finales de éste año saldrá el EP (algo de autopromoción). Pero tambièn he andado imo y a Silvestre le choca que escriba cosas así, jaja. bueno me vale, seguiré escribiendo así cuando me sienta así, igual puedes (pueden) tomarlo como humor involuntario. Ya que a veces (muy seguido) es hilarante el sufrimiento ajeno.


Por lo menos yo suelo decir "ah que trite estoy" en lugar de "la melancólica sal de tus labios que se queda incrustada en mi piel de celofán".


Para eso, pueden entrar a http://arjonismos.blogspot.com/


Este blog, como muchos buenos blogs que aun existen por ahi sonexcelentes experimentos sociales, literarios, publicitarios, vouyeristas y hasta de autoteràpia. Asì que yo creo que este blog debe persistir.


Ah y como soy un neuròtico envidioso no quiero nuevos escritores, a menos que se trate de cachorritas lujuriosas, pandrosas, que no escriban con k`s... exijo un casting riguroso. Y un americano negro sin azucar... Samuel L Jackson estaría bien.

20/3/09

El ave Fénix


La cosa es que a este blog se lo está llevando la chingada.

Las verdades bloggeriles aún no las conozco, pero sin duda desde que empezó este proyecto, debo admitir que me ilusionó mucho, y la verdad es que aparentaba ir muy bien...


Pero las cosas siguen si querer seguir funcionando así que sólo puedo invitarlos a la encuestra que se ha realizado para conocer el destino de este blog.


Mi propósito jamás será el de rescatar blogs, pero este tiene como un valor sentimental muy importante...


Andando pues... Voten...

14/3/09

Llamada de auxilio

Ésta es una llamada de auxilio. Como los lectores habrán podido notar, la mayoría de los escritores de este blog han desaparecido.

La Lenna, de manera profesional, cada semana nos deleita con un escrito de la calidad a la que ya nos tiene acostumbrados. Pero los demás han desaparecido.

Del mecartistrónico se sabe que fue secuestrado por unos agentes del gobierno japonés, y en estos momentos se encuentra recluido en un lugar desconocido en Ibaraki, Osaka, sobreviviendo en condiciones infrahumanas. Se han encontrado algunas evidencias del mal trato que recibe. Parece que desde su celda ha logrado establecer una comunicación clandestina y ha lanzado una llamada de auxilio. Aunque se duda de la autenticidad de dicho mensaje. Es posible que con dicha línea de comunicación pueda escribir en algunas ocasiones, pero no tenemos mucha confianza en ello. Estamos haciendo lo posible por tramitar su rescate, pero los secuestradores afirman que por el momento él dice no querer ser rescatado. Estamos investigando.

De los demás, se desconoce su paradero. Aparentemente alguien ha tomado su lugar, y siguen apareciendo mensajes en sus respectivos blogs, pero se cree que puedan ser falsificados, puesto que los reemplazos han olvidado dar muestras de existencia aquí en este espacio.

Así que ésta es una llamada, primero a los pseudoescritores de este blog. ¿Están por ahí? Y luego, también, recurro a aquellos que amablemente leen este sitio día con día. En el caso de que alguno de nuestros escritores no aparezca, ¿a alguien de ustedes le gustaría tomar su lugar? Emitan su mensaje telepáticamente y Yo en mi Omnipresencia los escucharé.

En caso de que no haya nadie que le dé continuidad a este espacio, Yo regresaré a mi lugar en el ciber limbo, y dejaré que este espacio pase a ser entera propiedad de Lenna, para que ella haga de él lo que ella considere mejor.


Atentamente,

El Ente Supremo Bloggístico

9/3/09

Réplica

Sucedió hace algunos años.

Definitivamente ella no era su tipo así que debía hallar la forma para terminar determinantemente con ella. Había sido un suplicio estar con ella, siempre hacía cualquier tipo de berrinche y terminaban disgustados cerca de una o dos horas, después de eso hacían el amor de una forma más que animal. Ella lo rasguñaba en la espalda, para eso nunca se limaba las uñas, las dejaba crecer para clavárselas con más y más fuerza. Él no paraba de darle tremendos jalones de pelo, la tomaba de las muñecas con una fuerza incomparablemente desmedida, tanto que seguido ella traía moretones que se tornaban verdes en su piel sumamente blanca. Después de que él terminara (porque solía pasar que ella jamás llegara al orgasmo) él la tiraba de vuelta a la cama y la abandonaba en el cuarto de hotel.

Ella terminaba llorando, sintiéndose cada vez peor, pero con fuerzas similares al coraje que se tornaba en venganza y entonces cerraba el puño hasta sangrar. Sus cicatrices en la palma de la mano le hacían recordar el rencor que sentía cada vez que la dejaba.

Y entonces él, al llegar hasta ella, fumando un cigarrillo en la mano le dijo sin más:

- Me voy y no quiero verte más. No me busques, quiero estar solo, sin tus caprichos, fuera y lejos de tus rabietas sin razón, extremadamente infundadas. No quiero saber de ti ni de tus nuevos o viejos novios, no deseo mirar tu rostro cuando tengo sexo. Quiero que desaparezcas de mi vida de una forma total y determinante.

Ella seguía con la cabeza gacha.
Hasta que por fin se atrevió a hablar:

- ¿Puedo decir algo?
- Por supuesto, tienes tu derecho de réplica, pero de una vez te advierto que será lo último que digas y aún así no me harás cambiar de opinión.

Ella, consiente de su dicho, de que la detestaba y lo sabía, de que los caprichos y berrinches que hacía eran tremendamente fundados por la actitud ligera con las mujeres, por la inseguridad que él le manifestaba a cada instante, debido a su tono de voz que lejos de ser indulgente le parecía un auténtico derroche de reproches y de sin razones, y ¿Porque no decirlo? lo cierto es que se acomplejaba ante ella... Consiente de todo, finalmente otorgó su réplica:

- Tengo SIDA.













Sobra decir, que él se equivocó. Se volvieron a ver sólo para acompañarse a los tratamientos. Él resultó positivo.
Ninguna réplica pudo haber sido tan contundente.
Nunca esperes que las cosas cambien, porque puede ser que tus deseos, se hagan realidad y por mucho.

8/3/09

Que Dios se apiade de mi.



Cómo ya no tengo alma, decidí llevar vida de rockstar.
Al fin, ya sé que mi castigo me tocara en el infierno.

Y no, por más que lo pienso no me arrepiento de mis pecados.

7/3/09

Castigame, perra del mal, pero no me dejes.




Diosito bimbo: castiga a U2 por apestar tanto y ser tan ricos, castigame por envidiar el dinero de gente tan pedorra. Pero sobretodo castiga a sus pinches fans, porque me persiguen a todos lados a donde voy. Hace unas semanas fui a una fiesta karaoke, yo estaba feliz de la vida cantando con una amiga éxitos noventeros como Walk de Pantera, linger de los Cramberries y disco 2000 de Pulp, cuando llegaron un grupito de fans de U2 a adueñarse del micròfono. Yo estaba demasiado ebrio para defender el buen gusto musical (castìgame Yaveh por mi debilidad). Les pasè que empezaran con staring at the sun porque esa rola sì me gusta mucho y tambièn miss Sarajevo, lo castrante fuè que una gorda quiso cantar las partes de Pavaroti, ademàs le apestaba el hocico a salsa de soya. De ahí pal real toda la noche fué de pura canción de U2, ya que esa pinche banda tiene la habilidad de contagiar a toda la borreguiza que obvio cantaban orgazmeados todas las canciones. De màs decir que eran puro "adulto contemporàneo" de esos que aún usan camisas estampadas fajadas con pantalones Gess hasta el ombligo.
Señor (de los anillos), haz que a bono se le caigan las cejas y polipos infernales le quemen sus cuerdas bucales.

4/3/09

Simple


Dios no castiga a quienes no creen en Él.






.

2/3/09

Consecuencias


- No, estás mal, aquí no hay premios ni castigos. - Le dijo mirándola fijamente a los ojos después de levantarla del suelo... Ella estaba ahogada en alcohol y recién había besado a otro hombre frente a sus propios ojos. Así que con el corazón destrozado (o lo que quedaba de él) sucumbió ante la furia y trato, inútilmente, de hablar con ella, quien sólo alcanzó a articular una sola oración: Es el castigo que tengo para ti.

Su relación no había sido nada sencilla, jamás entendieron que el universo estaba lleno de algo más que su relación sentimental.

Ambos pensaban que sólo vivían para eso: Para hacerse sentir bien... O mal. Tirarse al suelo, para que el otro lo levantara... Y después cobrársela. Destrucción, esa palabra era la que buscaba cuando deseaba definir ese tipo de noviazgo.

Finalmente, después de muchas mentiras, muchos engaños, muchas infidelidades, muchas lágrimas, muchos forcejeos innecesarios, muchos gritos por la calle... Estaban ahí, a fuera de la casa de su amigo, haciendo una escena más de las que todos fingían no admirar. Estaban tratando de "rescatar" su relación del fango... A veces creo que esa era una de sus hobbies favoritas.

Pero esa vez, realmente se destruyeron.

Lo hicieron porque él se había ido al festival Cervantino con otra mujer y en venganza de saberse desplazada de la famosa fotografía en el callejón del beso... Ella se emborrachó con vodka y jugo de piña y besó al primero que le coqueteó.

Par de desquiciados.

Ahogada en alcohol y él ahogado en resentimiento lo último que le dijo para terminar con cierta dignidad fue:

En la vida no hay premios ni castigos, hay consecuencias.

Sobra decirlo, pero ahora cada quien, ya sabe que hay mundos distintos... Realmente espero que aprendan a no encerrarse de nueva cuenta en otros círculos... Y que salgan a pasear por el surco de su propia vida.

25/2/09

¡A huevo!


  • Me dieron la beca para Japón.
  • Dejé de trabajar a mediados de mes, pero me lo van a pagar completo.
  • Estoy de vacaciones
  • Van a venir muchos amigos a mi fiesta.
  • ¿A qué sabe el omelette?
  • ¿Cuál de los siguientes es comestible?
    • A huevo
    • B pelota de ping pong
    • C goma de borrar
    • D todas las anteriores
  • Henito Vópez tiene un problema de dicción. En vez de pronunciar bien la B, pronuncia sólo una H. En vez de pronunciar la L, dice V. ¿Cómo le dice a su abuelo?
  • Parevo no deshidratarte, tomevo muchevo _______
  • Complete the following sentence: The spider cast _ ___ _n the poor little fly.
¿Se debe implementar algún tipo de castigo para aquéllos que no posteen más de dos semanas seguidas?

23/2/09

Are you sure?



Temo decir que siempre me han recordado que estoy loca.

Estar loca no es una condición humana, pero es un adjetivo que ha adornado mi nombre durante mucho tiempo.


Tanto que no es una ofensa para mi que me digan loca. Siempre que me lo dicen, sólo me encojo de hombros y les contesto: Dime algo que no sepa.



Sin embargo, esta semana lo he escuchado muchas veces. MUCHAS.



Y ante la pregunta, creo que ahora la respuesta se volverá diferente.



- Pero Lenna, entonces ¿Te vas a casar?

- Si.

- ¿Estas segura? ¿Te quieres casar con él?

- Si.

- ¿A caso estas loca?

- Si.

- ¿Sabes que te meterás en problemas?

- Si.

- No pues si estas loca.

- A HUEVO.

16/2/09

Don't open your eyes


No abras los ojos. No quiero que me veas.

No quiero que descubras lo que soy. En lo que ahora me he convertido a causa tuya, gracias a tus acciones... Lo que me haces hacer.

Me gustaría que fingieras que no me conoces y pasaras al lado mio como si cualquier otro desconocido caminara cerca de ti.

No quiero que por fin te des cuenta de que yo te amaba. No quiero que me veas inundada en lágrimas. No quiero que me mires... Quiero que te vayas.



Cuando te vayas no gires la cabeza o accionaré el gatillo de la pistola....



Eva tomó en con sus dos manos la pistola y le apuntó justo en la sien. Carlos mantenía los ojos cerrados después de la pequeña conversación. Efectivamente no se atrevió a abrirlos.

Las respiraciones de ambos invadían el lugar.



Ahora, gira despacio y comienza a irte.



Carlos obedeció, todavía con los ojos cerrados. Dio un primer paso mientras el sudor de la angustia le recorría la frente.



¡Detente!



Y Carlos se detuvo.



Eva sujetaba aún la pistola con las dos manos. Se acercó muy despacio y le susurró al oído:



¿Me vas a extrañar?



En ese momento Carlos se la imaginó pobre e indefensa, deseosa de un abrazo, la imaginó pequeña, desvalida, con los ojos cristalinos y el cabello desordenado. Supo en ese instante que quizá había perdonado su infidelidad y estaba dispuesta a olvidarlo todo, entonces su corazón dio un vuelco, el rictus en su rostro cambió de temor a alegría y entonces giró para abrazarla.



Eva ya se encontraba cuatro pasos atrás.



¡Te dije que no abrieras los ojos!



Sólo se escuchó un disparo.









- ¿Es todo lo que sabe? - El policía le preguntó al vecino de Eva.

- Sí, con esa clase de mujeres, no se juega.

15/2/09

Filosofía de Bidet 1



Antes creía que reciclar el papel del baño era usarlo por los 2 lados.
Siempre me pregunté de dónde sacaba Pollock su inspiración. Descubrí la respuesta un día después de que comí enchiladas con pollo en Milpa Alta.
Cualquiera puede echar una miada, pero lo importante es hacer espuma.
Estar bien cagado, no siempre es porque seas muy simpático, revísate que las nalgas no te hayan quedado pecosas.
Cuando me tiro un pedo siempre me persino, estoy seguro que es el alma de un frijolito que se va al cielo.
Siempre he creído que el tiempo es dinero... por eso cuando voy al baño leo la sección financiera, así me pongo al día sobre la industria de la transformación.
Las mujeres y la caca son igual de necias, siempre se empeñan en salir en el momento más inoportuno y si no las sacas, te la arman de pedo.
No todos los premios son buenos, menos si conseguirlo fue todo un pedo.

14/2/09

se me ocurrió en el baño


y a manera de regalo de san Valentìn Elizalde.

11/2/09

Rojo, naranja, amarillo, Fa, Sol, La, Si.


Hoy, como es costumbre, al meterme a la regadera mi mente empezó a vagar por ahí. Ah, porque han de saber que al menos la mitad de las veces que me baño (que afortunadamente son muchas) empiezo a reflexionar sobre cualquier estupidez y de ahí me brinco a otra y a otra hasta que el tiempo desaparece.
La otra mitad de las veces que me baño, me dedico a cantar en la regadera. Hoy curiosamente sucedieron las dos cosas.

Así que hoy mi viaje acuastral fue musical. Mi papá desde la sala se encargó de la música de fondo y empezó a tocar Let It Be en su teclado. Entonces me vino a la mente la versión gospel de Across the Universe, y cómo desde que la oí siempre he dicho que Beto se debe haber muerto de coraje de que no la cantamos así en Beatlemanía (porque han de saber que Beto es super fan del gospel, y si por él fuera hubiera metido a puros negros en los ensambles). Con Beto y Beatlemanía en la cabeza, irremediablemente vinieron a mi cabeza todas las veces que nos quejamos de la incapacidad de Beto de aceptar sus errores, debido en parte a su supuesto "oído absoluto."

Y entonces me acordé cómo Mario explica la explicación de Beto de lo que es el oído absoluto. "Es como... cuando tú ves colores, sabes perfectamente cuál es el verde, cuál es el rojo... Los cuates que tienen oído absoluto 'ven' las notas, reconocen un Do o un Re sin necesitar un piano..."

Pero a ver, a mí me cuesta trabajo reconocer un "verde bandera" de un "verde pasto". Claro que puedo distinguir un verde de un amarillo, así como puedo saber si una nota es grave o aguda. Porque cualquiera sabe o ha oído (o conoce a alguien que tiene un hermano a quien alguna vez le dijeron) que las notas son distintas frecuencias de ondas sonoras, y que los colores son distintas frecuencias de la escala electromagnética.

En realidad no existen sólo 7 colores, sino todo un espectro visible que va desde los 300 THz hasta los 900 THz. Pero por alguna razón alguien decidió que toda esa gama de millones de colores se podía dividir en 7 grupos. Del mismo modo, en la realidad no existen sólo 7 notas, sino todo un espectro audible que va desde los 20Hz hasta los 20KHz. Pero igual alguien arbitrariamente decidió que ciertas frecuencias específicas eran más importantes y les dio nombres: Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si. Y se decidió que las frecuencias que eran el doble de esas o la mitad y que de alguna manera suenan "igual", serían la misma nota. Y entre algunas de esas notas se decidió poner medios tonos.

Y entonces sentí algo. ¡El agua de la regadera estaba empezando a enfriarse! El maldito calentador anda fallando. Cerré el agua "caliente" mientras esperaba a que el calentador la calentara y me seguí enjabonando.

Buen ejemplo. ¿En qué momento decidimos que el agua ya no está caliente, sino que ahora está fría? ¿Es muy diferente el agua a 19.5°C que a 20.0°C? No, la verdad es que todo es un continuo. En el caso de los colores, decidieron tomar los más "representativos" de cada zona y los intermedios los agrupan o consideran como combinaciones. Así tenemos el verde y el amarillo, y el de enmedio no tiene nombre propio sino que le ponemos amarillo verdoso. Pero estamos tan concientes de que existe, que los pintores no podrían vivir sin él.

Pero los músicos se vieron más drásticos. Decidieron que de cada rango de frecuencias antes de que se duplicara, sólo 7 valían la pena. Bueno, luego decidieron agregar otras en el intervalo (pero nótese que las 7 originales estaban espaciadas arbitrariamente, de manera que en algunas el intervalo no era el mismo), y crearon 12 semitonos. Doce semitonos que, estoy de acuerdo, en combinación suenan bonito, pero ¿por qué a esas frecuencias? ¿Por qué no un par de docenas de hertz más arriba?

Entonces tenemos que los pintores no podrían expresarse sin tener un amarillo verdoso, un rojo anaranjado, o un azul verdoso. Pero para los músicos, no existe nada que sea a la vez más agudo que un Mi pero más grave que un Fa.

Mientras pensaba eso, me empezó a dar frío así que le di otra oportunidad al agua caliente de estar caliente. Afortunadamente, el calentador sí le estaba echando ganas así que ya empezó a estar tibia.

¡Tibia! Un término medio entre frío y caliente, así como el verde acua o el Si bemol. Pero, ¿por qué ese afán de discretizar, en un mundo continuo?

Lo curioso es que en ambos casos se decidió tomar 7 principales. 7 notas, 7 colores del arcoiris. ¿Habrá alguna relación?

Salí de bañarme, no sé qué hice, luego fuimos a comer,... y ya hasta la noche me puse a investigar.

Estuve buscando las frecuencias de las notas. Eso fue fácil, una de las primeras páginas que visité me dio toda la información que necesitaba. Está muy bien definido qué es exactamente un La4; un La5 es el doble y de ahí con puras matemáticas sacas todos los semitonos que quieras, sabiendo que de Mi a Fa y de Si a Do hay un solo semitono, y entre las demás hay dos.

Pero para los colores fue más latoso. Porque aparentemente nadie se ha puesto de acuerdo en qué es exactamente un verde puro, y qué diferencia hay con un azul. O al menos no lo encontré. Incluso resulta que en casi todas las páginas que vi, ya no existen los 7 colores que me decían desde chiquito, sino sólo seis (¡ya valió mi fabulosa entrada del blog!). En otra página encontré un argumento aparentemente muy válido de por qué el morado no existe, aunque en muchas otras sí mencionaban al índigo y al violeta.

Finalmente en esta otra encontré más o menos lo que buscaba. Dividen a los colores visibles en 6, y dan los límites de frecuencia para cada grupo. Así, dan 7 frecuencias límite, que en mi caso fue lo que asigné como la frecuencia de cada uno de los 7 colores.

Así que puse lado a lado las dos tablitas: la frecuencia de las 7 notas (en la octava "4") y la frecuencia de los 7 colores del arcoiris. A primera vista no se ve ninguna relación. Recordemos también que estamos en condiciones diferentes, porque toda la frecuencia visible se dividió sólo en 7 colores ("una octava") mientras que la frecuencia audible se dividió en muchas octavas. De cualquier manera supuse que sería interesante buscar si había algo que ver entre estas dos series de números.

Lo siguiente que hice en mi curiosidad fue generar un archivo de sonido con las frecuencias de los colores, escaladas a un rango audible. Así que por ejemplo, si el rojo tiene una frecuencia de 384THz, generé un sonido de 384Hz. Luego para el naranja, 482Hz, y así sucesivamente.

Si pudiéramos oir los colores, sonarían más o menos así. Rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo, violeta.

No suena tan mal, ¿o sí? Como una escala desafinada. ¿Notaron que la última nota es la misma que la primera, en la siguiente octava? Interesantemente, el límite inferior del rojo es de exactamente la mitad de la frecuencia que el límite superior del violeta.

Empecé a pensar en otras posibilidades. Finalmente, mi selección de los límites puede no ser tan válida. Igual y la página de donde lo saqué estaba mal. El "rojo" que todos podemos ubicar como "rojo puro" tal vez no sea la frecuencia límite que seleccioné. Pero mi flojera de hacer más investigación o cálculos llevó mi mente a una pregunta más divertida. ¿Qué pasaría si diseñáramos un programa que convirtiera una secuencia de colores a música? ¿Podría alguien componer una canción simplemente dibujando una linea con una secuencia de colores "bonita"? ¿Y si hacemos dos líneas? ¡Colores complementarios! Si pongo al mismo tiempo las notas que corresponderían a un par de colores complementarios, formarán armonías? Juzguen ustedes el resultado:

rojo + verde
naranja + azul
amarillo + morado (índigo)
(están en estéreo así que asegúrense de poder oir ambos canales)


Y por último, el acorde de los tres colores "básicos".

Ése sí sonó muy feo. No sólo musicalmente iba a sonar muy feo, sino que al mezclar dos senoidales puras en el mismo canal, se hace una distorsión muy fea.

Pero esperen, "rojo, amarillo y azul" no son los colores básicos de la luz, sino de la pintura. Y estamos hablando de frecuencias de la luz. ¿Qué pasa con rojo, verde, azul?

Suena un poco menos feo, pero sigue haciendo la resonancia.


Me puse a jugar un poco con las 7 notas que generé originalmente, pero no logré ningún acorde bonito. ¿Alguna idea?


--

Para no perder la costumbre, aquí hay una referencia a xkcd.

Y mientras escribía esto, se me ocurrieron otros temas para discutir. ¿Por qué el hombre tiende a discretizar todo? Y, ¿por qué en grupos de 7? 7 notas, 7 colores, 7 días de la semana, 7 pecados capitales... ¡hasta 7 canales de la televisión nacional en la frecuencia VHF (2, 4, 5, 7, 9, 11, 13)!



----
(Post reciclado de mi blog, del 17 de marzo de 2008)


9/2/09

Cuando te mira de vuelta.



Lentamente, aún medio dormido, levantas la cabeza. Ahí está de nuevo, no se ha ido y te sigue mirando con esos ojos tristes que te traen tantos recuerdos que duelen. Por qué se empeña en acumular basura desde hace tantos años?... Bajas la mirada y antes de que el nudo se forme en tu garganta murmuras un 'lárgate, déjame en paz de una vez por todas'...

Ese día no vuelves a verlo, evitas a toda costa encontrarlo. Quizás esta vez sí te escuchó y no volverá a molestarte con sus melancolías y sus tontas nostalgias. Quizás por eso te sientes un poco extraño, como si algo empezara a faltarte. Pero pronto te distraes con algo, mejor no piensas en ese vacío que se te ha empezado a sentir en el estómago.

A la mañana siguiente, despiertas y lo buscas, como todas las mañanas. Te sientes algo culpable, no debiste hablarle así. Al levantar la cabeza, te das cuenta de tu error. Esta vez no hay recuerdos viejos en sus ojos, ni los buenos ni los malos. Sólo su sonrisa seca sigue ahí, idéntica a la tuya, del otro lado del espejo.

Pero ya no hay nada más.

Por mientras...


Me gusta.

Me gusta mucho.

Lo veo, lo escucho, lo huelo y me gusta.

Él es quizá de los hombres que más me han gustado en los últimos años, es seguro de sí y eso hace que perciba una sensación de protección a su lado. No le importo, lo noto cuando estoy con el... Y eso hace que lo desee más.


Y hoy, en la noche, iré a verlo.


Me encanta la idea que me haga ir a verlo, me reta, me dice: ¿Me quieres? ¡Ven por mi! Y me muero porque así sea, quiero tenerlo, sentir sus manos sobre mi piel, su boca en la mía, me muero, él lo sabe y le gusta provocarme, yo sé que le gusta... Ya voy mojada al lugar del encuentro.


Lo miro, me mira.

Insinuación perfecta.

Pero no dejo de portarme como una completa inútil a su lado. Soy torpe, me manejo con poca gracia, soy torpe y me fascinas.


Me tropiezo al salir del coche, mi corazón tiembla y te mira, el shock cardiaco crece, tu me tomas entre tus brazos ¡Es el paraíso! Sonríes con esa forma que tienes de hacerlo, me sostienes por dos minutos ¡Quisiera que fueran horas! Después me preguntas: ¿A donde vamos? Y en espera de una respuesta un poco más audaz sólo alcanzo a contestar: ¿Café?


Te pido que manejes, estoy demasiado nerviosa y no quiero evidenciarme al manejar. Tu sostienes el volante con ambas manos y manejas rápido. Adoro tu velocidad. Mientras no ves, te miro, eres tan sensual, mis ganas de tenerte aumentan, me quiero entregar ahora mismo, quiero que sepas que ardo en deseo de ti, quiero entregarte mi cuerpo para que hagas lo que a voluntad desees quiero que me tomes con esas manos rudas y ese desdén que tienes por mi, quiero...


Ya llegamos, dices mientras apagas el motor del coche. Bajamos. Entramos al café, pedimos y tu te sueltas a hablar. Te miro atenta. Me diviertes, pero no me quito la cabeza esa fijación contigo. Me gustas, me gustas mucho ¿Porque no puedes creerlo? ¿Porque me platicas de tu necesidad de estar con alguien más? ¿Porque no puedes entender que si tu quisieras yo podría dártelo todo? ¡Que ardo en deseos por ti!


¿Me estas escuchando?, preguntas.

No alcanzo a escuchar del todo bien la pregunta, pero miento: Sí.


Sigues hablando. Yo estoy ansiosa. ¿Más café?, la mesera pregunta. ¡No, maldita sea! Lo quiero a él en mi cama. Sigues hablando. El señor de la mesa de junto le acaricia la mano a su esposa. Te miro a los ojos, tu me observas pero no miras dentro de mis pupilas, no alcanzas a percibir el deseo. Muevo rápido mi pierna. ¿Estas nerviosa?, preguntas. No, vuelvo a mentir. No estoy segura de lo que está pasando, no te escucho, me invade el deseo, no puedo más, debo tenerte...


Corto la plática en seco. Voy al baño. Me levanto. Asientes con un gesto. Corro al baño.


Entro y me miro al espejo... Mis mejillas brillan, están rojas, estoy auténticamente caliente.

Entro al baño y no puedo evitarlo, de nuevo tu en mi mente, tu sobre mi, tu diciéndome lo encantadora que me veo, lo que deberías decirme, tu diciéndome que me deseas, lo que yo debería decirte y entonces no puedo evitarlo más, pienso demasiado en ti, la tensión sexual se está haciendo evidente... Entonces decido pensar, se me ocurre que podría hacerlo, podría liberar la tensión y decido tocarme... Hacerlo e imaginar que eres tu, que lo haces frente a todos sobre la mesa del restaurante, frente al señor y su esposa, frente a la mesera... ¡No quiero más café zorra, quiero más de esto! Le grito mientras tu lo haces conmigo... Comienzo a pensar que sólo así podría ponerte atención, liberarme y lo hago, pensando que eres tu, haciendo realidad mis fantasías contigo, en un momento erótico conmigo.


Termino.


Salgo del baño. Me lavo la cara, suspiro, estoy más tranquila. Me relajo y salgo a encontrarte.

Sonríes. ¿Todo bien?, preguntas....


Y yo, aliviada, contesto: Si, ahora todo bien.......................... ¿Me decías?

4/2/09

Someone I'd Like To Fuck


Diego Luna.

Sueño erótico (o algo por el estilo)


Estimados lectores:

La frase que define el tema de esta semana tiene un par de particularidades que vale la pena comentar. Primero, la contracción "I'd" se reescribe como "I would", que al estar seguido de la palabra "like" se traduce como "me gustaría" o "quisiera". Es decir, que quiero pero por alguna razón no lo hago. Segundo, la palabra "Fuck" se traduce aproximadamente como "coger" ("chingar" en algunos casos), lo cual no sólo tiene una connotación sexual sino que también de alguna manera implica falta de amor.

Debido a esos dos puntos, mi vida actual --doblemente afortunadamente-- carece de elementos para cooperar al tema. Pero eso a ustedes no les interesa (ni les incumbe). Yo siento una responsabilidad para con ustedes de contribuir a su entretenimiento el día de hoy (cual payaso), así que les contaré una historia que tiene mucho que ver con el tema.

Les contaré sobre mi primer sueño erótico. O al menos el primero que recuerdo. O al menos algo que se le parece.

Y digo se le parece porque a los 7 años creo que todavía no me explicaban lo de las abejitas (¿a alguien realmente le han explicado con abejitas?), o al menos no lo había entendido del todo. Lo que sí sé es que ya tenía cierta curiosidad por el misterio y emoción que representaba el cuerpo de las niñas. No tardó mucho tiempo en que yo le preguntara a mi mamá de dónde rayos empezaban a formarse los bebés, pero eso lo dejaremos para otro tema.

Iba yo en primero de primaria. Era yo un tanto antisocial, con muy pocos amigos, pero, como siempre, muy observador. Samantha Barraza era el nombre de la niña más guapa del salón. Era de buena estatura, pelirroja, de cabello largo y ondulado, con ojos azules, tez blanca con pequitas y un cuerpo escultural como de cualquier niña de 7 años común y corriente. Por supuesto que nunca me atreví a hablarle, pero estaba perdidamente "enamorado" de ella.

Tanto, que aún recuerdo esa vez que soné con ella.

En el sueño, me invitó a su casa. Cuando llegaron a recogernos, no era su mamá en un coche común y corriente, sino que era su mayordomo en una gran limosina. Lo interesante de esta limosina es que su interior era muy amplio, como de 3m x 7m, y tan alto que podíamos estar de pie, y no tenía asientos. Sólo el mayordomo chofer iba sentado al frente, en una cabina que podía aislarse del resto con una ventanita corrediza, y obviamente todas las ventanas podían cerrarse al exterior.

Emprendimos el camino a su casa, y por alguna razón, de repente Samantha y yo estábamos completamente desnudos.

No me pregunten cómo pasó. No hubo escena intermedia. Así de cachondo era yo en mi subconsciente a los siete años. Claro que no hubo ni besos ni abrazos ni toqueteos ni lengüetazos ni nada... todavía no entendía de esas cosas. Sólo estábamos desnudos los dos, y nos podíamos ver.

Yo la soñé como cualquier niño de siete años puede soñar el cuerpo desnudo de una niña de siete años. Con la piel totalmente limpia, sin pechos, con una especie de pezoncitos rositas, y nada en la entrepierna. Todo planito. Les mentiría si les dijera que soñarla así me excitó; no lo recuerdo pero lo dudo. Pero sí sé que me emocionaba "verla" así, como Dios la trajo al mundo.

Algo particular que tenía la limosina era que en el centro de la estancia antes descrita había una gran palanca. Ella le hizo una señal al chofer y empezó a manejar con la palanca, como si fuera helicóptero (no me pregunten cómo le hacía para manejar si no podíamos ver hacia afuera; los sueños no tienen sentido). Manejó un par de minutos, y luego me dijo

"Toma, ¿quieres manejar?"

Dudo mucho que mi invención de la palanca tuviera algún significado más allá del hecho que me sentía importante en poder manejar un coche (de adultos) con un tipo de control con el que yo estaba mucho más familiarizado, de los videojuegos.

Manejé por unos instantes. El hecho de estar desnudo frente a la niña que me gustaba, también desnuda, con sus brillantes ojos azules y sonriente, feliz de estar conmigo, y tener el poder de manejar un coche como gente grande, era un sentimiento muy feliz.

Y ahí terminó el sueño. O al menos hasta ahí lo recuerdo.

Fin.

Volviendo al tema: alguien con quien me gustaría coger:

Lacey Chabert.


PD: Samantha, si estás leyendo esto, espero no te molestes. Sólo era un cachondo inocente niño de 7 años enamorado de ti.