25/12/08

Llorar y llorar


Todo el mundo tiene al menos un secreto que es capaz de hacerte llorar.

Eso leí alguna vez en algún lado, y se me quedó sumamente impregnado.
Es difícil pensar que todas las personas que caminan por esta caótica ciudad, tienen vidas propias y problemas propios.

Digo, es obvio, y todos sabemos que es así, sin embargo, es difícil darnos cuenta de que las demás personas también son personas; porque normalmente las vemos como un estorbo más: la señora que camina lentísimo y que ocupa toda la banqueta, no dejándote rebasarla, justo cuando más prisa tienes; el viejito que estorba todos los carriles, causando embotellamientos; el señor patán que escupe en la calle; la gorda con miles de hijos ruidosos y molestos, que no puedes patear porque no eres tan maleducado como ellos; y demás especímenes urbanos que abundan en nuestro alrededor.

Todos ellos tienen al menos un secreto capaz de hacernos llorar.

Cuando uno se da cuenta de eso, deja de estar de tan mal humor, y deja de ser tan intolerante con los demás.
Porque a fin de cuentas, todos ellos sufren, igual que nosotros sufrimos.

Sabiendo esto, he tratado de vivir mi vida con una sonrisa, porque nunca sabes el poder que tiene un simple acto amable para alegrar el día de un perfecto desconocido.
Muchas veces, cuando la gente me desespera y estoy al borde de querer matar a alguien, trato de recordar la frase de William Shakespeare, del mercader de Venecia:
"Si me cortas, ¿acaso no sangro?"

Todo el mundo tiene al menos un secreto capaz de hacerte llorar.
En el fondo, todos somos iguales y todos somos humanos.

Disculpen ustedes, lectores imaginarios compartidos, si hoy me escuché particularmente emo, pero es que es navidad, y no soy particularmente adepto a esta fiesta.

Y además, días como estos son en los que me acuerdo de mi propio secreto, el que sería capaz de hacer llorar a los demás; y no me siento muy feliz...

Pero hey, al menos comimos mucho pavo, ¿no?
Felices festividades para todos.
Que este 2008 del demonio acabe pronto.

7 comentarios:

Jvr dijo...

Hubieras ido a casa de la abuela. Había Wii, piñata, muchos explosivos y regalos para tí. Se te habría quitado un poco lo emo.

Bueno los regalos para tí siguen estando ahí supongo.

chokö dijo...

sabìa que tenìas un corazòn por ahi.

nomàs que los chinos no, ellos en lugar de sangre tienen soya en las venas.

Y las mujeres arena.

hara kritsmas

Lenna dijo...

Bueno, todos tenemos secretos, unos más pesados que otros pero... ¡Todos tenemos Navidad!

Pät dijo...

Feliz Navidad...

Lady Vendetta dijo...

yo no tuve navidad...Jesus cristo me odia, nadie me dio regalos, ni siquiera en casa de la abuela...odio al mundo y odio la navidad y odio a la gente q lo tiene todo y se queja, habemos los sin familia saben?! y tampoco comi pavo...si, ese es mi secreto capaz de hacer llorar...nomas a mi me hace llorar de hecho

Miss Mac Lovegood dijo...

Y aunque esto no es el buzon de quejas y no pasé la navidá con lady vendetta, yo tampoco tuve navidad...Jesus cristo claramente esta contra mi, me corrieron de casa de la abuela...odio al mundo y odio la navidad y odio a la gente, yo tampoco tengo una familia aunque parezca que asi es...

p.D. Ninja, ahora si se a que escuela vas... muahahahahaha!!!

Adn dijo...

interesante para reflexionar, saludos.