12/12/08

Parábola de las matemáticas...



Yo soy una ñoña, así declarado.
Prueba de ello: Mi rapidez para publicar este post.
Lo fui porque en mis tiempos de infancia yo sola me exigía ser buena en la escuela entonces lloraba con sólo sacar un ocho. Imagínense ¡Ocho! Así que cualquier historia que yo les pudiera contar sobre mí, sería ñoña. Si les platico cuando en la primaria gané un concurso de oratoria y el día de la premiación me trabé agradeciéndole al director de mi escuela, sería ñoño; si les platico de la vez que en plena ceremonia de izamiento de bandera, salió mi zapato volando al dar el paso redoblado como parte de la escolta de la secundaria, sería ñoño; si les platico de cuando me caí tratando de llegar a la clase de educación física, en la preparatoria, justo en un charco con lodo, sería ñoño…

Así que les platicaré de cuando ser ñoña, me salvó la vida.
Resulta que yo, como buena abogada, no sé un carajo de matemáticas, es más las odio. Mi primer siete fue en matemáticas y todo porque “el procedimiento me llevó a un resultado erróneo” Pffff.

Yo estaba en geometría analítica (¿Qué tal el nombre?) y yo, literalmente no entendía ni madres.
La maestra de mate cinco (así le decíamos a la materia en los bajos mundos) era una ruquita chinita (para acabarla, porque como yo también lo soy pues decían que era mi abuelita…Osh) súper gorda, cuando explicaba tapaba todo “el procedimiento que llevaría a un resultado exitoso” y como todos mis compañeros planeaban ser ingenieros, obvio le entendían, yo, ni un carajo.

Al llegar los exámenes, mi abue…ejem…la maestra daba punto cinco puntos por poner bien los datos del problema geométrico analítico (así se dice?) y por lo pronto Lenna siempre sacaba, evidentemente, punto cinco en todos los exámenes. Damn.
Mis padres preocupados por el posible fracaso de su hija en la escuela nacional preparatoria me inscribieron en un curso de verano de (sí adivinaron:) MATEMÁTICAS. iuuu.
Jamás entendí un carajo y cuando lo hacía no lograba pasar del seis. Conclusión: Reprobaría mate cinco sin posibilidad alguna de pasar al último año de prepa y estudiar una carrera.
La maestra de mate nos puso a hacer un trabajo extraordinario y yo, desesperada, me junté con los más ñoños de esa clase y trabajé con ellos. La cosa era exponer los efectos de la bomba nuclear de Hiroshima, con fórmulas matemáticas, como obvio no entendí un carajo, hice las láminas y la presentación en power point, no es por nada pero me quedó chula chula. Y ahí voy de ñoña a hacerle entrega a mi profa-matematicuda quien me vio con cara angelical preguntándome ¿Tu hichiste eschto? y yo: Si profa, mi equipo es muy listo y amamos su clase (Ya sé daban ganas de vomitarme) y evidentemente, después de la exposición en la que yo actué como muñeco de ventrículo, sacamos todos diez.
Como yo soy hija del gobierno (siempre estudié en escuelas públicas) estudié en la ENP 5, la de villacoapa pues, la fresa 5, los enemigos de la prepa 6... Etc... Fui presa de lo llamado: Huelga en la UNAM, nueve meses sin estudiar... Todos entraron en un trance de idiotez y comencé a asistir a los extramuros, clases clandestinas con profesores clandestinos, en lugares clandestinos. Y que ahí clandestinamente me encuentro a mi profa. Después de llevarle un cafecito y hacerme la interesada en la plática de sus nietecitos... Me dio una lista de calificaciones para que la entregara y esas calificaciones fueran publicadas en el periódico como definitivas.

Lo cierto es que siendo yo ñoña, ni el vistazo les di. Además me daba un miedo enorme saber que reprobaría y las entregue sin ver.
Dos días después me despierta la llamada de uno de mis compañeros ñoños:
Ñoño: Lenna, ya están publicadas las calificaciones de mate cinco.
Ñoña: Ah pues chido.
Ñoño: No mames, todos pasamos.
En ese momento inmediatamente me levanté de la cama
Ñoña: A ver a ver ¿Como que todos pasamos? Yo reprobé wey tengo promedio de 3.5
Ñoño: No wey, la ruquis entregó las calificaciones de las exposiciones, tu tienes 10
No mamar.
Diez y no sé un carajo de geometría analítica...
Ven, ser ñoño sí sirve...
Por cierto, ¿Qué es una parábola?

15 comentarios:

Ninja Peruano dijo...

Más que ñoñez, es suerte.

La suerte de los guapos.

Por eso somos B.I.L.F.s

Jvr dijo...

"Crea fama, y échate a dormir." Cuántas veces me ha acompañado esa frase. Incluso ahora en el trabajo.

Por cierto, para que no te quedes con la duda, aquí te va la explicación ingenieril de qué son parábolas:

Una cosa para detener pelotas. Como el paráguas detiene la lluvia.

Jvr dijo...

No, no. Matemáticamente, es una curva definida por una función cuadrática.

O sea, que cada vez va cada vez más rápido.

Si avientas una bola para arriba, dibuja una parábola.
Si simplemente la dejas caer, dejándola ir un poco hacia adelante, dibuja "media" parábola.
Si la dejas caer para abajo, pero vas recorriendo hacia un lado el papel imaginario donde va dibujando, dibuja la misma parábola.

¿Para qué rayos sirve? Bueno, pues con la fórmula de la parábola puedes calcular dónde van a caer las cosas, y en cuánto tiempo, y con qué velocidad, y todo eso.

Como la bomba de Hiroshima. O un gargajo. Es lo mismo.

lielico dijo...

Espero que llegue un día para mí e el que ser ñoña sirva de algo ¬¬!

Odile dijo...

huelga, huelga.... no, no, días muertos, cgacheros boteando en pericoapa, noooooooo.... facilmente los 9 meses más horribles de mi vida mi padre amenazó con meterme a La Salle, yo le dije: clarao con mi 7.43 de la prepa (la 6 by the way) seguro me dan beca... obvio no entre a ahí, pero ahora 8 años despues cro no hubiera sido tan mala idea. Al emnos no hubiera terminado estudiando "Estudios latinoamericanos"

Lorena Ceballos dijo...

Wooow.. entendí la explicación de la parábola!

a mi si me gustaban las matemáticas, y yo no era ñoña,,, era ñoñísima!

Lenna dijo...

Ujuuuuu bueno la suerte pocas veces ha estado conmigo pero sí tiene efecto aquello de haber sido ñoña en las otras áreas y haber pasado las mates...

Gracias por la explicación Jvr!! Clarísimo jo jo jo

Gracias a todos por sus comentarios...
Y que vivan los BILF's ñoños je je je

Pät dijo...

Yo nunca fui ñoña, pero eso ya lo sabes...

Aunque no estudié en la prepa, estudiar es para ñoños.

ÑOÑOS

Kvvanchai dijo...

Y Jesucristo dijo a sus Apóstoles:
---"y=x^2"
---"Señor, ¿cómo dijo?"--- cuestionó Pablo.
---"y=x^2!"--- repitió.
Los apóstoles se miraron entre sí por un momento, al no entender lo que Jesus quería decir.
---"Señor, no le comprendemos"--- le dijo finalmente Pedro.
Entonces Jesús exclamó:---"¡¡¡Es una parábola!!"---

¿eso fue ñoño? ¿eso fue ñoño???

Alex dijo...

Hay Lenna, te quedó corto el post, pero bueno ñoña como dices eres, pero ñoña de esas divertidas...

Miss Mac Lovegood dijo...

Yo nunca entendí un carajo de Mate.
En la fresa 9 (de donde yo salí), mi maestra pedía latas y periódicos para ponernos 10 en el curso, y todo para que la ñoña de su hija le ganara a todos sus ñoños compañeros en una competencia de reciclaje.

Pues... ñoño ecologista? Manera indirecta de utilizar la ñoñez.

The B.I.L.F. dijo...

Yo lloré el día en que en primero de primaria me pusieron un reporte porque una escuincla pendeja me puso un sello en la mano.

Lloré porqque pensaba que mi mamá no me iba a querer más.

silvestre dijo...

Pendejas las monjas que les enseñaron el valor de la culpa.

kLetus dijo...

mm, chale creo que nunca fui ñoño, pero si sabia de mate, jaja cosa cagada pero en la secu tome un curso para hacer el examen de la unam (todavia no era examen unico) y ahi me enseñaron varias cosas de matematicas, sobre todo a hacer el proceso mas corto, la cosa es que en la secu lo aplicaba y el maestro decia que estaba bien, ese año saque creo que 9. Una vez que llegue al H.H.H. centro vacacional plantel sur (dígase cch sur)la estúpida de mate I decia que mi procedimiento estaba mal, que me faltaban mas operaciones y que aunque llegaba al resultado no era como lo pedía, así que la muy perra me reprobo, presente el extra y pase con 8.5 y sin estudiar

Lolita dijo...

a mi modo de ver, la única que ha logrado perder mi respeto eres tu ¿Como que sacarle provecho a ser ñoña? No tienes perdon de Jebús.