22/12/08

Su secreto

Lo enterró, como a un tesoro.

Sólo que ella no hizo ningún mapa, pese a la petición de muchos.

Guardó en su memoria las coordenadas específicas con temor a olvidarlas, pero fiel a la decisión que había tomado, no lo había hecho a la ligera, realmente deseaba enterrar su corazón, desterrarlo de su vida.

Lo hizo porque los maltratos del pasado amenazaba con hacer polvo a su frágil músculo.

Cuando lo hubo enterrado (y olvidado) caminó incluso sobre él, sin darse cuenta, las personas en su vida iban y venían. Ella a veces sentada los veía pasar, incluso dicen que estuvo platicando con algunos de ellos: visitantes erráticos, creo que incluso rió algunas veces, pero jamás fue lo suficientemente fuerte (lo que sentía por ellos) como para moverse de la banca en donde se sentaba a mirar la vida.

Y aquí viene el secreto:

Alguien encontró la llave de aquél cofre que ella enterró pero no puede hallar el lugar donde enterró su corazón.

Se encontraron de pronto y él le mostró la llave.

Ella dudó un poco. ¿Sería la original? ¿Sería él quien pudiera abrir aquél viejo cofre? ¿Aceptaría su corazón? Todas las preguntas llegaban a su cabeza... Haciendo una vorágine extraña.

Y entonces él decidió que, antes de que fuera demasiado tarde, le contaría a ella su secreto:

La veía hablar de una manera apresurada, le tomó las manos y le susurró al oído:

- No me importa no encontrar ese viejo corazón, soy capaz de regalarte uno nuevo, no tengas dudas y comprueba que dejar atrás lo sucedido te llena de fuerzas de volver a comenzar.

En definitiva, ¿Qué sería de ella sin esa clase de secretos?

8 comentarios:

niño bomba dijo...

wow bien dicho los secretos nos mantienen en ocaiones con un tanto de protección e ilusión.
como y alo había dicho quien pierde su intimidad lo pierde todo y quien la pierde por voluntad propia se convierte en un monstruo, por eso en ocasiones rulea mantener algún pequeño secreto.

Barbara dijo...

los secretos no se cuentan =C... aunque es buenísima idea postearlos C=

Andrea dijo...

Qué seríamos todos sin esa clase de secretos...?

Alex dijo...

Y que un hombre te confiese un secreto asi, es porque efectivamente vale la pena.

Pät dijo...

Habrá sido un secreto o sólo blofea? (ojo no dije bloguea)...???

Miss Mac Lovegood dijo...

Pues por lo que sea, te mantiene alerta un ratito :D

Lenna dijo...

niño bomba: El secreto de hecho ya no es tan secreto por ahora...

Bárbara: Lo sé, pero hay secretos que no se pueden callar.

Andrea: Seríamos entes lineales, osea ¡De flojera!

Alex: Lo sé, por eso, no se me escapa...

Pät: No lo sé, eso el tiempo sólo lo dirá, no me puedo adelantar a los hechos.

Miss Mac Lovegood: Y con la pila a todo lo que da!!!

Lolita dijo...

No sé tengo mis dudas soy una persona muy desconfiada, pero puede ser que en una de esas ya te hayas encontrado con un hombre reformado y asi ¿Porque eres tu la de la historia que no?