7/1/09

La ventana (atrasada).




Lo veo y envidio su paz, su despreocupación por la vida. Ojalá yo pudiera ser como él aunque sea un poquito, por un momento. Trato de no hacer ruido cuando me acerco, pero aun así me siente y voltea a verme con sus ojos entrecerrados, deslumbrados por el cambio de luz. No sonríe, pero sé que le gusta cuando lo acompaño a ver cómo se mueven las ramas de los árboles. Para él, el pasto del otro lado no es más verde, y sé que seguro sabe adivinar lo que piensa la gente cuando le pasa por enfrente ignorándolo por completo, aunque aveces algunos que saben ver se detienen y le hacen un gesto. Él ni se inmuta, no le importa, y lo envidio un poquito de nuevo. No sé cómo le hace que siempre sabe encontrar el único rayito de sol que entra a la casa. Pero así, sin querer, sin saber, me enseña a vivir un poquito mejor cada día.

Estando ahí, miro por la ventana cómo pasa el tiempo. Me acurruco con él. Y sin pronunciar palabra, me dice que me quiere cuando no puedo hacer que deje de ronrronear.

9 comentarios:

silvestre dijo...

¡Muy bonito! Tranquilo, lleno de paz, con un ritmo parejito y acompasado. ¿De dónde sale? ¿Lo trajiste de NY?

Ninja Peruano dijo...

Yo creo que no lo trajiste de NY, más bien te lo encontraste aquí en México, matándome de alergias poco a poco...

Miss Mac Lovegood dijo...

Wow... yo antes tenia 5... y uno de ellos tuvo otros 5... y despues me abandonaron.
Pero siempre guardo un lugar en mi corazon para cada uno de ellos xD

Andrea dijo...

Aww, yo también. Aveces son mejor compañia que un humano!

Kvvanchai dijo...

Definitivo, y trastocando un poco el refrán: "Mientras más conozco a las personas, más quiero a mi gato" . . .

Ok ok, exageré un poco. Aunque sí prefiero mi gato a en vez de muchas personas que he conocido... ¿O será que me cae muy bien? Hasta Hi5 tiene...

Alex dijo...

Si me dijeran que tengo chance de escoger ser un animal, ese sería, uno negro.

chokö dijo...

cuando me pongo cariñoso (casi nunca) suelo ronronear pegado al cuello de la que lo provoca

Andrea dijo...

Aww, creo que nadie nunca se ha puesto tan cariñoso conmigo.

Pät dijo...

Yo tenia un gato, luego no, yo tenía un gato, luego otra vez no... Ya sabes como son, por eso los quiero a los condenados...